Jaime Antezana Rivera.

Los ajustes de cuentas perpetrados por sicarios del narcotráfico u otras organizaciones del crimen organizado continua incrementándose y expandiéndose por la faz del territorio nacional. No hay ciudad capital de región o provincial donde no ocurra esta forma de homicidio que, en su mayoría, esta relacionado al narcotráfico. Algo más: hasta la fecha, no hay nada que indique que se este frenando o reduciendo.

El Narcoajuste del ex abogado de “Caracol”.

El distrito de Surco -contrario a lo que se cree- ha sido y es escenario de esta forma de violencia criminal o de narcoviolencia. El viernes 20 de octubre pasado, ocurrió el último en esta zona de clase media limeña: Jaime Efren Coasaca Torres, quien fue abogado de Gerson Gálvez Calle, ‘Caracol’, en el 2016, y fiscal provincial de Huánuco, fue acribillado por sicarios que se movilizaron con una moto lineal.

La modalidad utilizada no deja dudas que sea un narcoajuste. “Según testigos, los sicarios se movilizaban en una moto lineal y abrieron fuego contra su víctima. Este presentaba al menos cuatro impactos de bala en el cuerpo. Uno de ellos en la cabeza y otro cerca del cuello” (https://elcomercio.pe/lima/sucesos/surco-hombre-acribillado-sicarios-noticia-467419).

Un balazo en la cabeza es el sello del narcotráfico: garantiza la muerte en el acto o posterior. Los demás impactos de bala en otras partes del cuerpo es para eso. La modalidad, de abolengo colombiano, es otro rasgo distintivo de los sicarios narcos: una moto lineal con dos sicarios y uno de ellos es el encargado de efectuar, en cuestión de segundos, los disparos a quemarropa.

En este caso utilizaron un señuelo: “…Jaime Efren Coasaca Torres recibió la llamada de una mujer para encontrarse con ella en este punto de Surco, muy cerca del límite con San Juan de Miraflores. Ambos iban a movilizarse hasta la fiscalía de Villa María del Triunfo” (Ibíd). La mujer que lo llamo, como señala El Comercio, fue una “emboscada”, un “engaño”.

Es, aún cuando la policía esta investigando, un narcoajuste de cuentas. ¿Quien encargó a los sicarios? Este podría provenir de “Caracol” de quien fue su abogado o de Huánuco donde fue fiscal. Según fuentes consultadas, la presunción se inclina hacia el primero, quien fue un “operador logístico” del preñado de la cocaína en los containers en el puerto del Callao y, años antes, cobrador de cupos de las obras que se ejecutaba en el Callao. Tiene muchas vidas en su haber.

2017-2010: Narcoajustes a colombianos con el estilo “colocho”.

Este no es el único ajuste que ha ocurrido en Surco. El 22 de febrero pasado, en la cuadra 2 de Andrés Tinoco, se produjo otro que fue captado por una cámara de seguridad. “En las… imágenes se observa cómo un auto oscuro se estaciona abruptamente en medio de la calle y dos sujetos armados descienden del vehículo para perseguir a Enzo Hugo Pérez Garay (33), quien intenta correr para salvar su vida, pero fue en vano” (https://peru21.pe/lima/balacera-surco-camara-seguridad-capto-preciso-momento-matan-instructor-gimnasio-66885).

Los hechos captados por la cámara no deja duda: el instructor de gimnasio Pérez Garay fue asesinado por dos sicarios que descendieron de un auto oscuro y que, sin mediar ninguna razón aparente, le dispararon, por lo menos, dos balazos. En una primera nota de Perú 21, señaló que fue asesinado por “tres disparos”.

De este homicidio, como del anterior, hay otro rasgo que distingue a los ajustes de cuentas: los sicarios no roban o asaltan a sus victimas. “Como se aprecia en la grabación, Enzo Pérez no fue víctima de ningún asalto por lo que los agentes de la Dirincri Surco no descartan un ajuste de cuentas como móvil del crimen” (Ibíd). El objetivo es acabar con la vida de su eventual victima. Nada mas.

Hay otro crimen, ocurrido el 2015, que muestra que Surco es zona de los sicarios del narcotráfico. En efecto, el 14 de octubre de ese año, “Reinaldo Rojas, de 36 años, ciudadano colombiano que encontró fatal destino al ser asesinado por dos sujetos, a bordo de una moto, quienes le dispararon cuando se encontraba en su auto de color blanco…en la Calle Las Dalias de la urbanización Las Casuarinas, Surco” (http://larepublica.pe/sociedad/710555-surco-colombiano-fue-acribillado-en-su-auto-por-sicarios).

El acribillamiento de un ciudadano colombiano ocurrió en plena luz del día, aproximadamente a las 3 pm. Sin descartar otro móvil, la mayoría de ajustes a colombianos están vinculados al narcotráfico. “Los testigos que presenciaron el hecho contaron a los medios que los “sospechosos siguieron” al ciudadano colombiano y que cuando lo alcanzaron le dispararon sin piedad” (Ibíd).

Le aplicaron el estilo “colocho”. Dos sicarios en una moto lineal que siguen a su victima hasta que uno de ellos, que dispara sin piedad varios disparos principalmente en la cabeza, acaba con su vida de su objetivo (no le dispararon a su esposa) sin robarle nada y, luego de cumplir su misión, prosiguen su camino como si nada hubiera pasado, son los rasgos de un narcoajuste de cuentas.

Ahí no acaba de todo. El 2013, hubo otro ajuste en Surco de otro ciudadano colombiano. “De un balazo por la espalda fue asesinado esta madrugada un hombre de aproximadamente 25 años, y hasta el momento no identificado, en el cruce de las calles Querecotillo y Vicus, en Surco” (http://archivo.elcomercio.pe/sociedad/lima/ajuste-cuentas-joven-25-anos-murio-baleado-cerca-casa-ollanta-humala-noticia-1620488).

En el ajuste de este joven colombiano, ocurrido la madrugada del 21 de agosto cuando intentaba huir de sus verdugos, hay una diferencia con los casos anteriores: el disparo mortal no fue en la cabeza sino en la espalda. Eso se debería al intento escapar y la rapidez con la que actúan los sicarios. Dos datos indican que es un narcoajuste: “dejaron todas las pertenencias de la víctima” (Ibíd) y tenia un revolver.

Por último, lo que no implica que no haya habido otros homicidios sea por narcotráfico u otro móvil, el 2010 hubo otro narcoajuste de otro colombiano: “Un ciudadano colombiano fue herido de tres balazos en el rostro cuando transitaba por la cuadra 7 de la avenida Caminos del Inca, en el distrito de Surco” ( http://archivo.elcomercio.pe/sociedad/lima/ajuste-cuentas-colombiano-fue-baleado-surco-desconocido-que-escapo-moto-noticia-415776).

En este caso, ocurrido el 16 de febrero de ese año, que dejo gravemente herido al ciudadano colombiano le aplicaron el “estilo” de ajuste colombiano: un sicario desde una moto lineal le disparo tres disparos en la cabeza (cara) y “fugaron con dirección desconocida” (Ibíd) sin robarle nada. ¿Por que es un narcoajuste? Cuando los serenos buscaban trasladar al herido al hospital, “este ofreció resistencia”. La razón es obvia.

Surco: zona de narcoviolencia por acopio de cocaína.

Los hechos de sangre y muerte muestran -que duda cabe- que el distrito de Surco es escenario de narcoajustes de cuentas por sicarios contratados por el desde el 2010 hasta hace 11 días: el asesinato de Jaime Coasaca Torres, ex abogado de “Caracol” y, hasta el 2013, fiscal de Huánuco. Este ultimo hecho de sangre y muerte, el segundo caso del año, tiene el sello de un “presente griego” del narcotráfico.

Pero ese caso es solo es la punta del iceberg de lo que esta pasando en Surco. Los hechos indican que, entre el 2010 hasta la fecha, que la mayoría de los ajustes de cuentas tuvieron como victimas a ciudadanos colombianos (3) y dos peruanos. Eso indicaría que este distrito estaría siendo utilizado como una zona de acopio de cocaína que sale por el puerto del Callao o, si es la carga es menor, por el aeropuerto.

Los narcoajustes es una de las formas de la narcoviolencia que esta viviendo la mayoría de ciudades del país desde Tumbes hasta Tacna. Surco es una de las zonas afectadas por esta forma de narcoviolencia. La narcoviolencia, junto a otras formas de violencia delincuencial, esta a la base de la inseguridad ciudadana que es uno de los principales problemas del país. No se puede separar la inseguridad ciudadana de la narcoviolencia.

Compartidos

Comments

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorEl auge del Opio en el Perú: La expansión y consolidación de la amapola en Junín y Ancash.
Artículo siguiente¿Cómo iniciar un negocio online de manera legal?
Jaime Antezana Rivera

Consultor e investigador social de la problemática del narcotrafico en el Perú (1998-2015) y sus múltiples aspectos: amapola, coca, cocaína, látex de opio y morfina, violencia, política narcovuelos, lavado de activos en el Perú: Con diversas publicaciones (artículos, ensayos y papers temáticos y regionales y colaborador en cuatro libros) de este problema para el desarrollo, la seguridad y gobernabilidad . Investigador y analista de conflictos sociales (2008-2015) en las regiones con presencia de narcotrafico y violencia narcosenderista. Con experiencia y publicaciones (artículos, papers y ensayos) de regiones del norte del país (Amazonas,Cajamarca, Piura y La Libertad), Puno y Madre de Dios. Promotor e Investigador social de la problemática del desplazamiento forzoso (1988-1998) producto de la violencia política que el Perú vivió en los 80 y parte de los 90; promotor e investigador del retorno y repoblamiento de los desplazados a sus comunidades de origen en Ayacucho, Huancavelica y Apurimac, post conflicto. Investigador social de la violencia terrorista de Sendero Luminoso, las Fuerzas Armadas, los Comités de Autodefensa Campesina y las secuelas de la violencia política (1991-2015) en Ayacucho, Huancavelica, Apurímac y Junín y, desde 2007-2008, en el Valle del Río Apurímac y Alto Huallaga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.