Jaime Antezana Rivera.

El Colegio de Abogados de Lima (CAL) tiene una nueva decana: la Dra. Maria Elena Portocarrero Zamora.

¿Que significa eso? Que el fujialanismo con “olor” a cocaína fue derrotado en la votación de segunda vuelta del día de hoy.

En otras palabras, perdieron las fuerzas que tuvieron -y, en varios casos, tienen- vinculaciones con la corrupción y el narcotráfico.

Fuerzas que buscaron el CAL para, desde ahí, controlar el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y el JNE.

¿Para que controlar el CNM? Para nombrar y ratificar a los jueces. Ergo: controlar el Ministerio Publico y el Poder Judicial.

Ese era su propósito o fin. En eso esta el fujimorismo político: el copamiento esta en curso. Querían empalmar.

¿Al servicio de quien? De la corrupción y el narcotráfico con sentencias a su favor. Canonizados por la ley. Los hechos indican eso.

La mayoría de abogados, por esta vez, le dijeron no. Ni con el ex presidente del Poder Judicial pudieron. Es su segunda derrota después de San Marcos.

¿Por qué? Pues, con sus sentencias contra el sentido de la justicia, representaba un “fujimorismo espiritual” sin carnet.

Un “fujimorista” que a pulso se coloco en el firmamento del fujialanismo con fallos a favor de condenados por delitos de corrupción y lesa humanidad en el régimen fujimorista.

Su derrota es una muestra que hay una resistencia cívica entre los abogados contra el avance del fujialanismo.

Y, como ocurrió en 2016, puede presagiar lo que le puede pasar a Keiko Fujimori el 2021: la derrota de una organización presuntamente criminal.

Y, con ello, la derrota del Narcoestado y Narcorepública que esta en construcción tras el copamiento de las instituciones por el fujialanismo.

Ese puede ser quizá otra lectura de los resultados de la votación en el CAL y la derrota del fujialanismo con “olor” de cocaína.

Compartidos

Comments

comments

Artículo anteriorColegio de Abogados de Lima: Impidamos el triunfo del fujialanismo con “olor” a cocaína.
Artículo siguiente4 razones por las que vale la pena romper el silencio
Jaime Antezana Rivera
Consultor e investigador social de la problemática del narcotrafico en el Perú (1998-2015) y sus múltiples aspectos: amapola, coca, cocaína, látex de opio y morfina, violencia, política narcovuelos, lavado de activos en el Perú: Con diversas publicaciones (artículos, ensayos y papers temáticos y regionales y colaborador en cuatro libros) de este problema para el desarrollo, la seguridad y gobernabilidad . Investigador y analista de conflictos sociales (2008-2015) en las regiones con presencia de narcotrafico y violencia narcosenderista. Con experiencia y publicaciones (artículos, papers y ensayos) de regiones del norte del país (Amazonas,Cajamarca, Piura y La Libertad), Puno y Madre de Dios. Promotor e Investigador social de la problemática del desplazamiento forzoso (1988-1998) producto de la violencia política que el Perú vivió en los 80 y parte de los 90; promotor e investigador del retorno y repoblamiento de los desplazados a sus comunidades de origen en Ayacucho, Huancavelica y Apurimac, post conflicto. Investigador social de la violencia terrorista de Sendero Luminoso, las Fuerzas Armadas, los Comités de Autodefensa Campesina y las secuelas de la violencia política (1991-2015) en Ayacucho, Huancavelica, Apurímac y Junín y, desde 2007-2008, en el Valle del Río Apurímac y Alto Huallaga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.