Jaime Antezana Rivera.

Quienes creían que el dictador Alberto Fujimori, tras salir de la clínica, se iría a cuidar a sus nietos, se equivocaron. Quienes creían que, por otro lado, se iría a descansar en su lujosa residencia en La Molina, se equivocaron.

Quienes, como Luisa María Cuculiza, creían que no regresará a la política ni será asesor de Fuerza Popular, se equivocó. Quienes, como Luz Salgado, creía que no retomara el liderazgo del fujimorismo, parece que se ha equivocado.

Además, si fujimoristas de larga data como Luz Salgado creían que el dictador Fujimori Fujimori no quería “reclamar una cuota (de poder, obviamente) a Keiko (Fujimori, también parece que se equivoca.

Y, en general, quienes creyeron que el dictador Fujimori esta muy enfermo o moribundo y estaba bien que haya sido indultado por PPK para que se vaya a su casa a pasar sus últimos años de vida, también parece que se equivocaron.

O sea, quienes pensaron así, se equivocaron. Fujimori, desde que recibió el indulto y salio de la clínica, ni se dedicara a sus nietos, ni descansara en su onerosa residencia, ni dejará la política, ni se quedara inmóvil por recuperar su liderazgo.

Fujimori no se replegará en sus cuarteles de invierno para pasar sus últimos días. ¿Acaso se olvidan que envió un mensaje a la “nación” desde su cama de la clínica, señalando que apoyará la “reconciliación” de PPK?

El padre ha salido a recuperar lo que es suyo: el partido y el movimiento fujimorista. No buscará una “cuota” de Keiko. ¿Por qué una “cuota” de Keiko, si es su movimiento? Y ¿por qué ser asesor, si el fujimorismo no existe sin él?

¿Acaso Keiko tiene capital político propio? No. El capital político -que Hugo Neira llama el pueblo fujimorista- con que ella ha intentado infructuosamente la presidencia dos veces (2011-2016), le pertenece a Alberto Fujimori. Es prestado.

Por otro lado, en un contexto de ausencia real de gobierno, por la enorme demora para presentar al “gabinete de la reconciliación” y el ocultamiento y silencio -hasta hoy- de PPK, el dictador Fujimori decidió cubrir ese clamoroso vació.

Ha tomado la iniciativa política ante un PPK desorientado. En efecto, con reflejos de un hombre que no esta moribundoy y la experiencia de un animal político del mal, hace varias horas de hoy día publicó dos twitters como si fuera el presidente.

En uno de ellos escribió: “Seremos un país en el que se recupere la seguridad y se elimine la violencia. Estas metas se podrán cumplir si los intereses particulares y oportunismos se dejan de lado. UNIDOS PODREMOS LOGRARLO !”

Por la redacción del primer párrafo, el dictador Fujimori esta haciendo un ofrecimiento presidencial:”Seremos un país que recupere la seguridad y elimine la violencia”. Así, Fujimori ha tomado la iniciativa política y parece presidente.

Eso queda más claro cuando señala: “Estas metas se podrán cumplir si los intereses particulares y oportunistas se dejan de lado”. Esas palabras nos retrotraen a su régimen cuando hablaba de “metas”. El tono es de presidente.

Fujimori, ante la “desaparición” de PPK, quien apareció hoy en la partida simbólica de Dakar 2018, esta marcando la agenda política. Por su parte, PPK apareció diciendo lo mismo que Fujimori: “Queremos poner la seguridad como número uno”

¿Tenemos nuevo presidente en La Molina? ¿O han coordinado para colocar el problema de la violencia y seguridad como los principales problemas que hay que enfrentar? ¿O ya empezó la era PPK-Albertista? Pronto lo sabremos.

Compartidos

Comments

comments

Artículo anterior¿Cómo escapar de un país corrupto? 5 tips para emprendedores
Artículo siguiente¿Cómo invertir tu dinero en un país con inflación?
Jaime Antezana Rivera
Consultor e investigador social de la problemática del narcotrafico en el Perú (1998-2015) y sus múltiples aspectos: amapola, coca, cocaína, látex de opio y morfina, violencia, política narcovuelos, lavado de activos en el Perú: Con diversas publicaciones (artículos, ensayos y papers temáticos y regionales y colaborador en cuatro libros) de este problema para el desarrollo, la seguridad y gobernabilidad . Investigador y analista de conflictos sociales (2008-2015) en las regiones con presencia de narcotrafico y violencia narcosenderista. Con experiencia y publicaciones (artículos, papers y ensayos) de regiones del norte del país (Amazonas,Cajamarca, Piura y La Libertad), Puno y Madre de Dios. Promotor e Investigador social de la problemática del desplazamiento forzoso (1988-1998) producto de la violencia política que el Perú vivió en los 80 y parte de los 90; promotor e investigador del retorno y repoblamiento de los desplazados a sus comunidades de origen en Ayacucho, Huancavelica y Apurimac, post conflicto. Investigador social de la violencia terrorista de Sendero Luminoso, las Fuerzas Armadas, los Comités de Autodefensa Campesina y las secuelas de la violencia política (1991-2015) en Ayacucho, Huancavelica, Apurímac y Junín y, desde 2007-2008, en el Valle del Río Apurímac y Alto Huallaga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.